Postboda al atardecer

La boda de Yasmina y Jose Mari, no me dejó indiferente. Muchas emociones, mucha alegría, muchas anécdotas ... una fiesta genial en la que sus invitados danzaron hasta el amanecer, sin importar nada más que disfrutar el momento.

Un mes después de su gran boda, quedamos de nuevo para hacer, relajados, su reportaje de postboda.

Decidimos acercarnos a un lugar muy bello, un enclave maravilloso como es el Castillo de Montánchez.

Lllegamos buscando el mágico atardecer extremeño. ¡Todo era perfecto! pues ni siquiera hacía calor para ser agosto ... La sorpresa fue que al llegar allí, era un día señalado para los Montanchegos y todo estaba cortado o acotado debido a la especial bajada de su virgen. ¡No podía ser verdad! Unos minutos mas tarde, estábamos convenciendo a un policía local de que nos dejara unos minutos hacer fotografías ... y se alinearon los astros y el amable policía aceptó . A partir de ahí, comenzó una maratón frenética en mi cabeza ¡para aprovechar el tiempo! (finalmente el policía no nos detuvo XD) y no se nos dio nada mal .

Lo pasamos muy bien entre risas por la situación y porque unas fotos de boda, fuera de la boda, son otra cosa ... sin los nervios, los tiempos, los invitados ... ¡realmente fue una tarde muy agradable que no olvidaré!